Síguenos en:
Calle San Bartolomé, 35, local 57

03560 - El Campello Alicante

9:30 AM - 18:30 PM

Lunes a Viernes

¿Qué tramites tengo que hacer para dar de alta un trabajador?
Mayo 10, 2017
by

¿Qué tramites tengo que hacer para dar de alta un trabajador?

Muchas pymes y autónomos tienen que contratar trabajadores en sus negocios, bien por la propia dimensión y las características de funcionamiento, como suele ocurrir por ejemplo en el comercio o la hostelería, bien porque las cosas les van muy bien, sus negocios crecen y necesitan reforzar su equipo humano.

Contratar a un trabajador conlleva una serie de decisiones básicas en materia de planificación y gestión de recursos humanos. En este artículo analizamos tres claves a tener en consideración para conseguir el éxito en la contratación de tus trabajadores:

  • El analisis de puestos de trabajo
  • Análisis de ingresos y costes
  • Selección de personal

1. El análisis de puestos de trabajo

El análisis de puestos de trabajo es un proceso de gestión de los recursos humanos recomendable en cualquier negocio que tiene una aplicación directa en la selección de personal y en su posterior formación, organización y seguimiento.

Bien, como autónomo, aunque sólo vayas a contratar a un trabajador, te recomendamos empezar analizando bien las tareas a realizar en el puesto que quieres contratar y los requisitos a cumplir por la persona a contratar. Para ello puedes empezar con un listado detallado de las tareas a realizar.

El análisis de puestos de trabajo te ayudará a determinar hasta qué punto necesitas contratar, lo que ello conlleva y las opciones que tienes. Algunos aspectos que debes tener en cuenta son:

  • Duración y jornada del contrato: deberás saber con precisión durante cuánto tiempo crees que necesitarás al trabajador, si de manera permanente o sólo unos días o meses. Así como la duración de la jornada: a tiempo completo o a tiempo parcial.
  • Costes de aprendizaje: cuando se contrata a una persona por primera vez tendrás que asumir un tiempo de rodaje hasta que el trabajador se acople y aprenda todo lo necesario sobre el funcionamiento de tu negocio.
  • Alternativas: es importante que pienses si realmente necesitas ayuda o puedes cambiar y mejorar tu manera de organizarte o tal vez evitar la contratación por ejemplo colaborando con otro trabajador autónomo.
  • Mejoras esperadas: Trata de definir cuáles van a ser las áreas de mejora de tu negocio con la incorporación del trabajador y mide en base a esos datos los posibles aumentos de ingresos. Por ejemplo, el nuevo trabajador puede permitirte ampliar tu oferta de servicios o te puede dar más tiempo para comercializarlos, incorporar transporte a tu negocio, mejorar los plazos de finalización, atender mejor a tus clientes, etc.

2. Análisis de ingresos y costes

Un contrato de trabajo significa un gasto muy importante por lo que conviene tener plena seguridad de rentabilizarlo. Por tanto, tienes que calcular los beneficios económicos que te va a reportar y los gastos que te va a suponer.

Los cálculos previos a la contratación

Lo primero de todo, haz una estimación, lo más realista posible, de los ingresos que te aportará la nueva contratación, y en su caso, también del ahorro que puede suponer en determinadas áreas de tu negocio. Hay veces que es difícil estimar de manera clara cuánto va a suponer, no hay una relación directa causa-efecto, pero si la contratación es imprescindible, entonces tendrás que asumir ese riesgo.

A continuación, tendrás que acudir al convenio colectivo de tu sector y si no existe ninguno exacto, alguno al que se pueda asimilar, y conocer las tablas salariales en función de la categoría que quieras contratar, así como todos los derechos sociales y obligaciones por los que se regirá vuestra relación laboral.

Y aquí viene lo más importante: las obligaciones económicas que tienes como empresario. Además del salario mensual, las pagas extras o las vacaciones retribuidas, tienes que soportar los gastos que suponen el pago de las cuotas a la Seguridad Social por trabajador contratado.

¿Cuáles son los costes que tienes que soportar además de los salarios?

El alta de un trabajador en el Régimen General de la Seguridad Social te obliga como empresario a abonar las cuotas a la Seguridad Social que se calculan a partir de unos tipos de cotización aplicados a la base de cotización que cobrará tu trabajador.

Contrato y bonificaciones

En enero de 2014 el gobierno simplificó la manera en que se presentan los contratos de trabajo, agrupándolos en 4 grandes modalidades: indefinidos, eventuales, formativos y en prácticas.

3. Selección de personal

¿Qué criterios seguir para seleccionar a la persona adecuada?

Es recomendable que partas de la descripción de las tareas que has hecho en el análisis del puesto de trabajo, a partir de ahí podrás definir el perfil de trabajador que te interesa: formación, experiencia, conocimientos, habilidades, etc.

Lo normal para empezar es conseguir una buena base de candidatos entre los que poder optar. Puedes recurrir a anuncios en portales de empleo, portales especializados en tu sector, anuncios en tu propio negocio y por supuesto a través de conocidos o las auto candidaturas que te vayan presentando distintas personas interesadas en trabajar en tu empresa.

Como autónomo o micro pyme tendrás poco tiempo para efectuar entrevistas (salvo que contrates a una empresa consultora especializada en recursos humanos) así que lo normal es que hagas una amplia criba en base a la información de los curriculum vitae y cartas de presentación de los candidatos.

Los principales factores a tener en cuenta a la hora de valorar a un candidato son los siguientes:

  • Nivel formativo: Además de sus titulaciones podrás solicitar a los candidatos sus calificaciones, nota media, etc. Tienes que tener claro el peso que tienen los conocimientos teóricos, frente a los prácticos, en el puesto que quieres cubrir.
  • Experiencia laboral: Evidentemente en muchas ocasiones el aspecto determinante para desempeñar las funciones requeridas tiene que ver con la experiencia laboral previa. Ten en cuenta que si decides o tienes que enseñar a tu trabajador, te llevará un tiempo y eso en un negocio, no deja de ser una inversión. Tienes que detenerte a valorar la duración de los anteriores contratos de tus candidatos, las responsabilidades y habilidades que tuvo y la explicación acerca de los motivos por los que finalizaron.
  • Cómo se muestran durante la entrevista tus candidatos: No se sabe si es verdad aquello de que la primera impresión es la que cuenta, pero la entrevista puede darte pistas sobre el grado de entendimiento que obtienes en el primer contacto con una persona que no conoces.
  • Idoneidad: Con independencia de la brillantez en determinados aspectos que pueda tener un candidato no olvides que va a ser para un puesto y para unas funciones muy concretas, y eso te tiene que dar las claves de la idoneidad. Un exceso de formación o mucha experiencia pueden ser elementos negativos o positivos dependiendo de lo que necesites cubrir en tu negocio.
  • Referencias: Siempre podrás solicitar permiso a tus candidatos para solicitar información a sus anteriores empleadores. Algunas redes sociales como Linkedin pueden facilitar este proceso.
  • Lo que dicta el instinto: Si al final no encuentras nada objetivo ni evidente para tomar una decisión, tienes que confiar en lo que te diga tu instinto, tu nuevo trabajador va a ser una persona con la que vas a convivir muchas horas y habrá veces en que elegirás a alguien aunque no sepas explicar el motivo; así funciona la intuición.

Muchos autónomos tienen que contratar trabajadores en sus negocios, bien por la propia dimensión y las características de funcionamiento, como suele ocurrir por ejemplo en el comercio o la hostelería, bien porque las cosas les van muy bien, sus negocios crecen y necesitan reforzar su equipo humano.

Contratar personal conlleva una serie de reflexiones previas a tener en cuenta y una tramitación con cierta complejidad.

¿EXISTEN SUBVENCIONES PARA MI NEGOCIO?

Hemos dividido este artículo en dos bloques:

  1. Subvenciones para financiar la inversión
  2. Ayudas y subvenciones a la creación de empleo y el autoempleo

1. Subvenciones para financiar la inversión:

  • Subvenciones a fondo perdido:

Son las más atractivas pero también las más escasas y difíciles de conseguir. Destacan las que te ofrecen el programa de promoción de ayuda y empleo y los programas de ayuda a la modernización de empresas. Sin olvidar las que son específicas para mujeres emprendedoras, desarrollo rural o para sectores específicos.

  • Pago único o capitalizacion del desempleo

Medida muy interesante para personas desempleadas interesadas en iniciar su propio negocio como autónomo o como socio trabajador de una cooperativa o una sociedad laboral, ya que permite cobrar en un solo pago hasta el 60% del importe pendiente de la prestación y el resto en cotizaciones a la seguridad social. En 2015 este límite se amplió al 100% para toda la población, beneficio al que actualmente sólo pueden acogerse los jóvenes.

  • Financiación bonificada:

Cada vez se está extendiendo más esta modalidad, consistente en una bonificación de los tipos de interés. Además de las líneas que ofrece el Instituto de Crédito Oficial (ICO), puedes encontrar líneas específicas en el marco del programa de promoción de ayuda y empleo y los programas ayuda a la modernización de empresas que puedan estar vigentes en cada Comunidad Autónoma.

Otras opciones a considerar son las líneas de financiación sin aval para proyectos innovadores y startups que ofrecen ciertas comunidades con la Andaluza.

  • Ayudas sectoriales:

Bastantes Comunidades Autónomas disponen de programas de ayuda específicos para impulsar la competitividad de sectores como el, el turismo, la agricultura o la artesanía. Si tu actividad pertenece a alguno de estos sectores debes contactar con la Consejería encargada en tu Comunidad Autónoma y averiguar los programas disponibles.

  • Ayudas a la economía social:

La creación de empresas de economía social (cooperativas y sociedades laborales) es promovida por todas las Comunidades Autónomas, que cuentan con programas específicos que suelen combinar ayudas a la inversión con ayudas por la creación de puestos de trabajo y subvenciones financieras.

  • Ayudas al desarrollo rural:

Aunque desde 2014 está pendiente la ejecución de un nuevo marco plurianual de ayudas a nivel europeo, si quieres empezar un negocio en el ámbito rural debes dirigirte al grupo de desarrollo rural de tu comarca y preguntar por posibles prórrogas o ampliaciones. La red española de de Desarrollo Rural te ayuda a identificar si existe un grupo de desarrollo rural en tu zona

  • Incentivos Regionales:

Programa de ámbito nacional del Ministerio de Economía y Hacienda para proyectos de inversión superiores a 600.000 euros en las Comunidades Autónomas y territorios menos desarrollados. Tiene una tramitación larga y compleja, en la web del Ministerio puedes consultar el mapa con los límites de intensidad de las ayudas para tu Comunidad Autónoma y obtener los datos de contacto del organismo encargado de su gestión en cada una de ellas.

2. Ayudas y subvenciones a la creación de empleo y el autoempleo

  • Bonificaciones en la cotización de autónomos:

La bonificación estrella es sin duda la tarifa plana de 50 euros, aunque también existen para jóvenes de hasta 30 años, mujeres de hasta 35 años, autónomos colaboradores, personas discapacitadas y otros casos especiales.

  • Bonificaciones a la contratación de trabajadores:

Aunque en los últimos años se han eliminado bastantes bonificaciones de este tipo, existen todavía algunas bonificaciones ligadas a la contratación indefinida de diversos perfiles de trabajadores y a determinados modalidades contractuales.

Además, desde 2013 está disponible un interesante paquete de bonificaciones para la contratación de jóvenes.

  • Ayudas a la contratación:

Algunas Comunidades como la Comunitat Valenciana ofrecen u han ofrecido ayudas complementarias para la primera contratación indefinida de un trabajador que efectúe un autónomo, que suelen oscilar entre 2.000 y 5.000 €. También algunas ofrecen ayudas complementarias para la contratación de personas con especiales dificultades de acceso al mercado laboral. Estas ayudas están gestionadas por los respectivos servicios regionales de empleo.

Share:

Add your Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies